¿Por qué mi Labrador se sienta en mi pecho?

por qué mi labrador se sienta en mi pecho

Si su labrador no para de sentarse en su pecho, es posible que se pregunte por qué y qué puede hacer al respecto. En este post, te mostraré las razones más comunes por las que los Labradores lo hacen y qué puedes hacer para que deje de hacerlo.

¿Por qué mi Labrador se sienta en mi pecho? Las posibles razones son que tenga ansiedad por separación, que quiera atención o ejercicio, que sea protector, que usted haya recompensado inadvertidamente ese comportamiento o que esté siendo dominante.

Su Labrador puede estar haciéndolo por muchas razones diferentes y podría deberse a una combinación de ellas. Sin embargo, hay algunas cosas que puedes tener en cuenta a la hora de averiguar la causa principal y hay una serie de opciones que tienes a la hora de conseguir que deje de hacerlo.

Contenidos
  1. Por qué su Labrador se sienta en su pecho
    1. Ansiedad de separación
    2. Deseo de atención
    3. Ganas de hacer ejercicio
    4. Protección
    5. Reforzarlo
    6. Es sólo ser cariñoso
    7. Esparciendo su aroma
  2. Aspectos a tener en cuenta
    1. Cuando tu Labrador empezó a sentarse en tu pecho
    2. Cuando lo hace
  3. Cómo evitar que tu Labrador se siente en tu pecho
    1. Enséñale a sentarse o tumbarse en otro sitio
    2. Prestarle atención a lo largo del día
    3. Evitar el entrenamiento con refuerzos negativos

Por qué su Labrador se sienta en su pecho

A continuación se presentan algunas razones comunes por las que los Labradores se sientan en el pecho de sus dueños y lo que haría más probable que sea la razón por la que su Labrador lo hace.

Ansiedad de separación

La razón por la que se sienta en tu pecho puede ser que tenga ansiedad por separación. En este caso, a tu Labrador no le gusta quedarse solo y quedarse solo le provoca ansiedad.

Es más probable que esto ocurra si parece ponerse ansioso cuando estás a punto de irte. Las formas en las que podría ponerse ansioso podrían ser paseándose o llorando.

Si se da el caso de que tiene ansiedad por la separación, sería útil reducirla acostumbrándolo a que te alejes de él durante periodos cortos y luego ir aumentando la duración. También sería útil dejar que haga pipí, coma y haga ejercicio antes de dejarlo.

Deseo de atención

Otra posible causa es que esté intentando que le prestes más atención. Esto sería más probable si tiende a hacerlo cuando no le has prestado mucha atención y si tiendes a prestarle más atención cuando lo hace.

Si tiendes a prestarle más atención cuando intenta sentarse en tu pecho, te ayudaría entrenarlo para que se siente en otro sitio y evitar prestarle atención cuando se porta mal.

Ganas de hacer ejercicio

Los labradores deben hacer mucho ejercicio a diario. Cuando no hacen suficiente ejercicio, pueden comportarse de forma anormal y puede ser una de las razones por las que se sienta en tu pecho. Esto sería más probable si tiende a hacerlo cuando no ha hecho ejercicio y si lo hace más o menos a la misma hora a la que normalmente le harías ejercicio.

Protección

Podría darse el caso de que lo haga porque está siendo protector. Sería más probable si tiende a seguirte a todas partes y se vuelve demasiado protector cuando hay otras personas cerca.

Reforzarlo

También puede ser que le hayas animado a hacerlo dándole cosas que quiere cuando lo hace. Esto sería más probable si tu método para conseguir que deje de hacerlo es darle cosas como golosinas, juguetes o atención.

En lugar de hacer esto, sería útil entrenarlo para que se siente en otro lugar, recompensarlo por sentarse allí y recompensarlo cuando se comporte bien.

Es sólo ser cariñoso

Puede que sólo esté intentando ser cariñoso. Esto es más probable si intenta que le acaricies o que le frotes la barriga cuando se sienta en tu pecho.

Esparciendo su aroma

Otra posible razón es que intente esparcir su olor sobre ti para que otros perros puedan olerlo. Es su forma de decir que le perteneces para que otros perros se alejen de ti.

Para evitarlo, tendrás que dedicar tiempo a enseñarle a sentarse y tumbarse en determinados lugares. Así podrás disuadirle de que se siente en tu pecho diciéndole que se siente o se tumbe en otro sitio.

Aspectos a tener en cuenta

A continuación se indican algunos aspectos que puede tener en cuenta a la hora de averiguar la razón principal por la que su Labrador lo ha estado haciendo.

Cuando tu Labrador empezó a sentarse en tu pecho

Si su Labrador no siempre se sentaba en su pecho, sería útil considerar qué más ocurrió cuando empezó a hacerlo, ya que podría darse el caso de que hubiera un acontecimiento que provocara que empezara a hacerlo.

Algunas cosas que podrían haber sucedido podrían incluir:

  • Lo recompensaste una vez cuando lo hizo
  • Empezaste a dejarlo solo durante más tiempo
  • Empezó a hacer menos ejercicio

Cuando lo hace

También ayudaría tener en cuenta el momento en que tiende a sentarse en el pecho, ya que el momento también podría tener algo que ver.

Si notas que sólo parece sentarse en tu pecho cuando normalmente le das de comer o le sacas a pasear, puede que esté intentando que lo hagas tú. En cambio, si parece que lo hace todo el tiempo, es más probable que se deba a que es dominante o a que le has premiado sin querer.

Cómo evitar que tu Labrador se siente en tu pecho

A continuación le ofrecemos una serie de opciones para conseguir que su Labrador deje de sentarse sobre su pecho.

Enséñale a sentarse o tumbarse en otro sitio

Una opción sería entrenar a su Labrador para que no se siente en su pecho enseñándole a permanecer en el suelo cuando usted esté sentado.

Para ello, haz que se siente o se tumbe cuando intente sentarse en tu pecho y luego enséñale gradualmente a permanecer allí durante periodos de tiempo cada vez más largos.

Prestarle atención a lo largo del día

También sería útil prestarle atención a lo largo del día en forma de juego, adiestramiento y ejercicio. De este modo, será menos probable que empiece a buscar tu atención.

Evitar el entrenamiento con refuerzos negativos

También sería útil evitar premiarle cuando se siente en tu pecho. En su lugar, sería útil entrenarle para que no lo haga y recompensarle cuando se comporte bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Mi Mascota Perruna.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hetzner que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir

Si continúas navegando por esta web, entendemos que aceptas las cookies que usamos para mejorar nuestros servicios. Más Información