¿Por qué mi labrador salta sobre mí?

por qué mi labrador salta sobre mí

Si tu labrador salta mucho sobre ti, este post te mostrará una serie de posibles razones por las que lo hace y qué puedes hacer para que deje de hacerlo.

¿Por qué salta mi labrador sobre mí? Las posibles causas son la excitación, querer llamar la atención, no tener suficiente adiestramiento o recompensar el comportamiento.

Hay varias causas posibles, pero hay algunas cosas que puedes tener en cuenta para averiguar la razón exacta. También hay varias cosas que puedes hacer para que deje de saltarte encima.

Contenidos
  1. Posibles motivos por los que tu labrador salta sobre ti
    1. Excitación
    2. Atención
    3. Entrenamiento insuficiente
    4. Miedo
    5. Recompensar el comportamiento
  2. Cómo conseguir que tu labrador deje de saltarte encima
    1. Ignora
    2. Redirige
    3. Entrénalo para que no lo haga
    4. Haz mucho ejercicio
  3. Aspectos a tener en cuenta
    1. Ten paciencia
    2. Cuándo empezó a saltar
    3. Cuando salta más

Posibles motivos por los que tu labrador salta sobre ti

Es probable que cada una de las distintas razones por las que lo hace venga acompañada de algunas pistas. A continuación te indicamos una serie de motivos por los que tu labrador podría hacerlo y qué los haría más probables como causa.

Excitación

El motivo por el que salta sobre ti podría ser que está excitado y está mostrando su excitación. Esto sería más probable si salta sobre ti en situaciones como cuando llegas a casa o cuando estás jugando con él. La razón por la que la excitación podría ser una causa es porque podría querer saludarte en la cara y porque las madres de los perros les daban de comer en la cara cuando eran cachorros y saltaban.

Atención

La causa también puede ser que intente llamar tu atención. Esto sería más probable si lo hace en momentos aleatorios, si lo hace más cuando no le has prestado mucha atención y si tiendes a prestarle más atención cuando lo hace.

Para evitarlo, sería útil prestarle atención a lo largo del día, jugando con él, ejercitándolo y entrenándolo. Pero también sería útil evitar recompensarle con atención cuando salta, no dejándole saltar e ignorándole hasta que se calme.

Entrenamiento insuficiente

Si no has adiestrado mucho a tu labrador, se comportará como le dé la gana. Es poco probable que se comporte como a ti te gustaría que se comportara. Por eso es importante que le des mucho adiestramiento con refuerzos positivos, empezando por lo básico y aumentando a partir de ahí.

Miedo

La causa también puede ser que algo le provoque miedo. Esto es más probable si lo hace más a determinadas horas, como cuando hay ruidos en el exterior.

Recompensar el comportamiento

También puede ocurrir que hayas animado a tu labrador a saltar sobre ti dándole cosas que quiere cuando lo hace. Si le das cosas como atención extra, juguetes o golosinas cuando salta, es probable que lo haga más para obtener más recompensas.

En cambio, sería útil recompensarle cuando no salte, pero evitar recompensarle cuando salte y esperar a que se calme.

Cómo conseguir que tu labrador deje de saltarte encima

A continuación te indicamos algunas opciones para conseguir que deje de hacerlo.

Ignora

Como puede que lo haga para llamar tu atención y obtener otras recompensas, una opción sería ignorarlo, saliendo de la habitación si es necesario, hasta que se calme. Así le enseñarás que saltando sobre ti no consigue lo que quiere. Cuando deje de saltar, volverás a recompensarle, hasta que vuelva a saltar y dejes de prestarle atención.

Redirige

Otra opción sería redirigir su atención cuando parezca que está a punto de saltar sobre ti. Para ello, podrías adiestrarlo para que haga algo, como tumbarse a una orden, utilizando el adiestramiento con refuerzo positivo, y luego decirle que haga eso cuando esté a punto de saltar.

Entrénalo para que no lo haga

También puedes adiestrarlo para que no salte utilizando el adiestramiento con refuerzo positivo. Para ello, recompénsalo cuando no salte y deja de recompensarlo cuando lo haga.

Para utilizar el adiestramiento con refuerzo positivo para que deje de saltar, haz lo siguiente:

  1. Coge algunas golosinas que le gusten a tu Labrador
  2. Haz que se siente. Si aún no has enseñado a tu labrador a sentarse, puedes hacerlo atrayendo la golosina por encima de su cabeza hasta que se siente de forma natural.
  3. Dile que se quede, espera medio segundo y dale una golosina. La idea es recompensarle por quedarse sentado y mantener su atención en ti, así que debes recompensarle antes de que tenga la oportunidad de fallar.
  4. Haz lo mismo que antes, pero aumenta la duración cada vez que consigas que se quede.
  5. Cuando tu labrador sea capaz de quedarse más de 15 segundos, empieza a introducir distracciones, como el chirrido de un juguete. Empieza con distracciones menores, como enseñarle el juguete, y luego ve aumentando las distracciones más duras, como hacer rodar el juguete delante de él.

Haz mucho ejercicio

Para mantener a tu labrador totalmente estimulado y reducir su hiperactividad, es conveniente que haga mucho ejercicio a diario. En general, se recomienda que los labradores adultos sanos hagan al menos una hora de ejercicio al día.

Aspectos a tener en cuenta

A continuación te indicamos algunas cosas que debes tener en cuenta sobre los saltos de tu Labrador.

Ten paciencia

Cuando entrenes a tu labrador, es importante que tengas paciencia. No es probable que consigas que deje de saltar con una sola sesión de adiestramiento. Pero, si sigues adiestrándolo, podrás obtener mejores resultados con el paso de las semanas.

Cuándo empezó a saltar

Si no saltaba siempre hacia ti, te ayudará saber si ocurrió algo más cuando empezó a hacerlo.

Si empezó a hacerlo de repente, lo más probable es que se debiera a cosas como que aprendiera que recibe recompensas cuando lo hace, que de repente le prestaras menos atención o que se produjera un cambio repentino en su rutina diaria.

Cuando salta más

También sería útil considerar si hay un momento determinado en el que lo hace más.

Si lo hace más cuando llegas a casa, es más probable que se deba a la excitación. Pero, aun así, sería útil entrenarlo para que deje de hacerlo, como ya se ha dicho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Mi Mascota Perruna.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hetzner que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir

Si continúas navegando por esta web, entendemos que aceptas las cookies que usamos para mejorar nuestros servicios. Más Información