¿Por qué mi labrador me odia?

por qué mi labrador me odia

Si tu Labrador parece odiarte, este post te mostrará por qué puede ser así y qué puedes hacer al respecto.

¿Por qué me odia mi Labrador? Es probable que no te odie y que te muestre afecto de formas de las que no eres consciente. También puede ser que la falta de ejercicio, una enfermedad, una lesión, el miedo o la depresión le hagan comportarse de forma diferente.

Hay varias razones por las que puede parecer que tu Labrador te odia. Sin embargo, puedes hacer varias cosas para que te quiera más.

Contenidos
  1. Por qué te odia tu Labrador
    1. En realidad no te odia
    2. Propietarios anteriores
    3. Enfermedad o lesión
    4. Miedo
    5. Aburrimiento
    6. Falta de socialización de cachorro
    7. Depresión
  2. Aspectos a tener en cuenta
    1. Si es agresivo
    2. Cuándo empezó a odiarte
    3. Cuándo y dónde parece hacerlo
  3. Cómo hacer que tu labrador te quiera más
    1. Hazle mucho ejercicio
    2. Refuerzo positivo
    3. Evita el refuerzo negativo
    4. Evita castigarlo
    5. Asegúrate de que su dieta es adecuada
    6. Pide ayuda a un experto

Por qué te odia tu Labrador

A continuación se exponen una serie de razones por las que podría comportarse de esa manera y cuáles serían las más probables como motivo principal.

En realidad no te odia

Lo primero que hay que tener en cuenta es que no es probable que te odie de verdad.

A algunos labradores les gusta que les acaricies, pero a otros no. Si a tu labrador no le gusta que le acaricies, pero tú lo haces mucho, puede que te esté evitando (fuente).

También puede ocurrir que tu Labrador no muestre su afecto abiertamente. En este post he escrito sobre las formas en que tu labrador podría demostrarte su afecto.

Propietarios anteriores

Puede ocurrir que sus anteriores dueños lo maltrataran y ahora no muestre tanto afecto. Esto sería más probable si lo hubieras adoptado de un refugio.

En este caso, puede que empiece a mejorar en el transcurso de unas semanas, a medida que se sienta más cómodo en su nuevo entorno. Si no empieza a mejorar, considera la posibilidad de pedir ayuda a un especialista en comportamiento canino de tu zona.

Enfermedad o lesión

La causa puede ser una enfermedad o lesión. Esto sería más probable si ha empezado a comportarse así de repente y si ha estado mostrando otros signos de estar enfermo o lesionado. En este caso, la mejor opción sería llevarlo al veterinario.

Miedo

La causa puede ser que algo le haya provocado miedo. Esto sería más probable si empezara a actuar de forma diferente cuando algo pudiera asustarle. Entre las cosas que podrían asustarle están los fuegos artificiales, las obras o la presencia de alguien que no le guste.

Aburrimiento

Los labradores deben hacer ejercicio a diario. Si no hacen suficiente ejercicio, pueden comportarse de forma anómala, y quizá por eso el tuyo parece odiarte. Esto sería más probable si se comportara así más cuando no ha hecho mucho ejercicio.

En general, se recomienda que los labradores adultos hagan al menos una hora de ejercicio al día cuando están sanos.

Falta de socialización de cachorro

El motivo puede ser que no pudo socializar mucho de cachorro. Cuando los perros son cachorros desarrollan muchas de sus características. Si un cachorro no tiene muchas oportunidades de interactuar con las personas, no tendrá tantas oportunidades de aprender a interesarse por ellas.

Depresión

Los perros también pueden deprimirse, y puede ocurrir que tu labrador no te muestre mucho afecto porque algo le esté deprimiendo. Esto sería más probable si empezara a actuar de forma diferente tras un acontecimiento, como la marcha de su dueño o la muerte de otra mascota.

En este caso, puede que empiece a mejorar a lo largo de unas semanas. Sería útil entrenarlo mucho, ejercitarlo y jugar con él. Si no empieza a mejorar, sería conveniente consultar a un veterinario.

Aspectos a tener en cuenta

A continuación te indicamos algunas cosas que debes tener en cuenta cuando intentes comprender cuál puede ser la causa de que tu labrador se comporte como si te odiara.

Si es agresivo

Si tu labrador se vuelve agresivo contigo, la mejor opción sería pedir ayuda a un adiestrador de perros titulado de tu zona, para que puedas ver cómo adiestrarlo con seguridad y por qué lo hace.

Cuándo empezó a odiarte

Si no siempre se ha comportado así, sería útil considerar qué más ocurrió cuando empezó a hacerlo, ya que podría darse el caso de que hubiera un acontecimiento que lo provocara.

Si hace poco que empezó a comportarse así, es más probable que se deba a cosas como:

  • Ser maltratado por alguien
  • Maltrato de otro perro
  • Estar enfermo o herido
  • Estar deprimido, quizá porque otro perro o miembro de la familia ya no está con él.
  • Estar en un lugar nuevo
  • Un cambio en su dieta

Cuándo y dónde parece hacerlo

También sería útil considerar si tiende a comportarse así en determinados momentos. Si es así, puede que el momento tenga algo que ver.

Por ejemplo, si observas que cambia de comportamiento antes y después de hacer ejercicio, puede ser señal de que necesita más ejercicio. En cambio, si lo hace más después de comer, puede ser señal de que tiene algún problema con la dieta o de que está enfermo.

Cómo hacer que tu labrador te quiera más

A continuación te ofrecemos algunas opciones para conseguir que tu labrador deje de comportarse como si te odiara.

Hazle mucho ejercicio

Como ya hemos dicho, es importante que tu labrador haga ejercicio a diario si es un adulto sano. En general, se recomienda que haga al menos una hora de ejercicio al día.

Refuerzo positivo

El adiestramiento con refuerzo positivo consiste en fomentar los comportamientos que quieres ver recompensando a tu labrador cuando dé muestras de mostrarlos.

Si quieres que tu perro sea más cariñoso, recompénsalo con una golosina cuando haga cosas que muestren signos de ser más amable contigo. Por ejemplo, podrías recompensarle con una golosina por venir y sentarse contigo.

Evita el refuerzo negativo

También sería útil evitar premiarlo cuando se comporte como si te odiara. En cambio, sería útil premiarle cuando dé muestras de afecto y esperar a que deje de comportarse como si te odiara antes de premiarle.

Evita castigarlo

Si castigas a tu labrador por odiarte o por no ser cariñoso, es mejor que evites hacerlo. El motivo es que es poco probable que sepa por qué le castigas y eso podría provocarle sentimientos de resentimiento, además de hacer que te odie más.

En su lugar, sería útil interactuar con tu labrador de forma tranquila y utilizar el adiestramiento de refuerzo positivo para conseguir que se comporte como tú quieres.

Asegúrate de que su dieta es adecuada

También puede ocurrir que un problema con su dieta haya contribuido a su comportamiento. Esto es más probable si ha empezado a hacerlo desde que cambió su dieta y si lo hace más cuando come determinados alimentos.

Sería útil asegurarse de que le has alimentado correctamente y de que nadie más le ha dado de comer sin decírtelo.

Pide ayuda a un experto

Si no consigues averiguar por qué tu labrador se comporta de ese modo, te ayudará acudir a un veterinario o a un especialista en comportamiento canino. De este modo, podrás obtener consejos de expertos adaptados a tu labrador en particular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Mi Mascota Perruna.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hetzner que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir

Si continúas navegando por esta web, entendemos que aceptas las cookies que usamos para mejorar nuestros servicios. Más Información