¿Por qué mi labrador gimotea cuando me voy?

por qué mi labrador gimotea cuando me voy

Si tu Labrador se queja mucho cuando sales de casa, quizá quieras saber por qué y qué puedes hacer al respecto.

Este post te mostrará una serie de razones por las que puede quejarse cuando te vas y qué puedes hacer al respecto.

¿Por qué se queja mi labrador cuando me voy? Los posibles motivos son que tenga ansiedad por la separación, que hayas recompensado su comportamiento sin querer o que tenga hambre o sed.

Tu Labrador puede hacerlo por varias razones y puede deberse a una combinación de ellas. Sin embargo, también hay una serie de cosas que puedes hacer al respecto.

Contenidos
  1. Por qué tu Labrador lloriquea cuando te vas
    1. Ansiedad de separación
    2. Tiene hambre
    3. Le has estado reforzando
    4. Falta de ejercicio
  2. Aspectos a tener en cuenta
    1. Cuándo empezó a hacerlo
    2. ¿Qué cambia cuando no gimotea cuando te vas?
  3. Cómo conseguir que tu labrador deje de lloriquear cuando te vas
    1. Enséñale a no hacerlo mediante el adiestramiento con refuerzo positivo
    2. Hazle ejercicio
    3. Evita los refuerzos negativos
    4. Pide ayuda a un especialista en comportamiento canino

Por qué tu Labrador lloriquea cuando te vas

A continuación se exponen una serie de motivos por los que tu labrador puede lloriquear cuando te vas y cuáles son los más probables para que sean un motivo principal.

Ansiedad de separación

La razón por la que tu Labrador lo hace es probable que sea que tiene cierta ansiedad por separación. No le gusta quedarse solo y se pone ansioso cuando se queda solo o está a punto de quedarse solo.

Si parece tener ansiedad por separación, sería útil intentar reducir su ansiedad sin ti.

Tiene hambre

Puede ser que lo haga porque tiene hambre y no quiere tener que esperar mucho tiempo antes de que le den de comer. Es más probable que se deba a esto si no gime tanto cuando te vas los días en que ya le has dado de comer.

Le has estado reforzando

La razón por la que lo hace también puede ser que lo has estimulado premiándolo cuando lo hace. Si tiendes a darle cosas como golosinas, juguetes o atención extra cuando lloriquea cuando te vas, puede que lo haga más para obtener más recompensas.

En cambio, sería útil premiarle cuando se porte bien y evitar premiarle cuando no lo haga, a menos que sea necesario.

Falta de ejercicio

Los labradores deben hacer ejercicio a diario. Cuando no hacen suficiente ejercicio, su comportamiento puede ser anómalo. La falta de ejercicio puede ser la causa de que tu labrador lloriquee cuando te vas, sobre todo si lo hace más los días que no ha hecho ejercicio.

En general, se recomienda que hagan al menos una hora de ejercicio al día como adultos sanos. Si tu labrador no hace tanto ejercicio, sería conveniente que lo hiciera.

Aspectos a tener en cuenta

Cuándo empezó a hacerlo

Si no siempre ha lloriqueado cuando te vas, sería útil considerar qué más ocurrió cuando empezó a hacerlo, ya que podría darse el caso de que hubiera un acontecimiento que lo provocara.

Puede que se quejara una vez y tú le dieras algo que quería, de modo que siguió haciéndolo cada vez que te ibas. Otra posibilidad es que hayas dejado de prestarle tanta atención más o menos en el mismo momento en que empezó a hacerlo, o que hayas dejado de dejarle salir a hacer pis antes de irte.

¿Qué cambia cuando no gimotea cuando te vas?

También sería útil considerar si hay momentos en los que no gimotea y qué es diferente cuando no lo hace.

Por ejemplo, si no gimotea cuando ya ha podido comer y hacer pipí, es más probable que gimotee cuando no le han dado de comer o no ha podido hacer pipí.

Cómo conseguir que tu labrador deje de lloriquear cuando te vas

A continuación te indicamos algunas cosas que puedes hacer para que tu labrador deje de lloriquear cuando te vas.

Enséñale a no hacerlo mediante el adiestramiento con refuerzo positivo

El adiestramiento con refuerzo positivo consiste en fomentar los comportamientos que quieres ver recompensando a tu labrador cuando dé muestras de mostrarlos.

Para utilizar el adiestramiento con refuerzo positivo para conseguir que tu labrador lloriquee menos cuando te vas, puedes hacer lo siguiente:

  • Consigue golosinas que le gusten
  • Recompensa a tu Labrador con una golosina y luego haz un pequeño movimiento hacia la puerta. Si no gime, recompénsalo con una golosina. Si gimotea, espera a que pare, haz un movimiento mucho más pequeño hacia la puerta y recompénsalo por no gimotear.
  • Sigue haciendo pequeños movimientos hacia la puerta y recompensándole hasta que consigas abrir la puerta sin que se queje.
  • Empieza a salir por la puerta y luego vuelve a entrar y recompénsale por no lloriquear. Cada vez que lo hagas, permanece fuera un poco más de tiempo.

Hazle ejercicio

También sería útil asegurarse de que pueda hacer la cantidad adecuada de ejercicio diario. En general, se recomienda que los labradores hagan una hora de ejercicio al día como adultos sanos.

Evita los refuerzos negativos

Como ya hemos dicho, puede ocurrir que hayas adiestrado a tu labrador para que lloriquee cuando te vas dándole recompensas cuando lo hace.

En su lugar, intenta utilizar el adiestramiento con refuerzo positivo para conseguir que deje de hacerlo, como se ha indicado anteriormente, y evita premiarle cuando lloriquee.

Pide ayuda a un especialista en comportamiento canino

Si no consigues que deje de hacerlo, considera la posibilidad de pedir ayuda a un especialista en comportamiento canino. Al hacerlo, deberías ser capaz de ver por qué lo ha estado haciendo y cómo conseguir que deje de hacerlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Mi Mascota Perruna.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hetzner que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir

Si continúas navegando por esta web, entendemos que aceptas las cookies que usamos para mejorar nuestros servicios. Más Información