¿Por qué mi Labrador está callado?

por qué mi labrador está callado

Aunque un labrador tranquilo pueda parecer bueno a primera vista, no deja de ser preocupante para el propietario, sobre todo cuando el labrador suele ser activo. También puede haber varias razones para que tu labrador esté callado.

¿Por qué está callado tu labrador? Puede haber varias razones, pero las principales son una personalidad tranquila, que no se sienta cómodo con su entorno (todavía), experiencias previas, edad, enfermedad o lesión, adiestramiento previo y aburrimiento o, a veces, depresión.  

Diagnosticar por qué tu Labrador está callado puede ser difícil, ya que en realidad hay varias cosas que pueden estar causándolo. También hay varias cosas que puedes hacer para corregir su comportamiento, que serán mucho más fáciles una vez hayas averiguado la causa raíz.

Contenidos
  1. Razones por las que tu labrador es callado
    1. Personalidad
    2. No se siente cómodo (todavía)
    3. Experiencias anteriores
    4. Edad
    5. Demasiado ruido
    6. Entrenamiento anterior
    7. Enfermedad o lesión
    8. Depresión
  2. Qué hacer si está callado
    1. Deja que se adapte
    2. Ayúdale a sentirse cómodo
    3. Asegúrate de que no hay ninguna enfermedad o lesión
    4. Hazle ejercicio
    5. Entrénalo
  3. Cosas a tener en cuenta
    1. Evita las medidas físicas
    2. Podría tratarse simplemente de un Labrador más apagado
    3. Entrénalo para que haga ruido sólo cuando deba hacerlo
    4. Dale una gran variedad de formas de comunicarse

Razones por las que tu labrador es callado

A continuación, te mostraré una serie de motivos por los que tu labrador puede estar callado y cuáles podrían ser la causa principal.

Personalidad

Si tienes a tu Labrador desde hace tiempo y siempre ha sido tranquilo, es probable que tenga una personalidad tranquila.

Esto no es tan malo, ya que significa que no te causará demasiado estrés portándose mal constantemente.

También significa que, cuando haga ruido, sabrás que se trata de algo importante y será más probable que ayudes a tu labrador cuando realmente lo necesite.

Si tiene una personalidad tranquila, hay una serie de consejos de adiestramiento que puedes utilizar para cambiar su comportamiento y que mencionaré en la sección siguiente.

No se siente cómodo (todavía)

Si acabas de adquirir a tu labrador, es posible que aún no se sienta cómodo en su nuevo entorno.

En este caso, lo más probable es que empiece a ser menos tranquilo a medida que se sienta más cómodo. No obstante, te ayudaría prestarle atención positiva a lo largo del día, adiestrarlo y ejercitarlo.

Experiencias anteriores

Puede que tu labrador haya tenido experiencias previas que le hayan enseñado a ser tranquilo. Si se trata de un labrador rescatado, es más probable.

Si en el pasado le hicieron callar cuando hacía ruido o le castigaron, asociará hacer ruido con malas consecuencias.

Si sospechas que esto es así, deberías tomar medidas para que tu labrador se sienta más cómodo con tu presencia, entrenarlo para que sea más ruidoso e incluso podrías pedir ayuda a un especialista en comportamiento canino.

Edad

A medida que tu labrador envejece, su audición empeora gradualmente, lo que hace que responda menos a los ruidos que antes, ya que no son tan perceptibles como antes.

Demasiado ruido

Puede que tu labrador haya hecho mucho ruido últimamente y eso le haya irritado la garganta. Si esto ha ocurrido, el labrador se callará temporalmente. Esto sería más probable si también ha estado haciendo cosas como toser.

Entrenamiento anterior

Puede que el adiestramiento previo que ha recibido el labrador sea la causa de que esté callado. Si en el pasado le han enseñado que callándose conseguirá lo que quiere, se comportará de forma más tranquila. Si crees que esto puede haber ocurrido, puedes tomar medidas para enseñarle a ser un poco más ruidoso.

Enfermedad o lesión

La causa puede ser una enfermedad o lesión. Esto sería más probable si ha empezado a estar callado de repente y si ha mostrado otros signos de estar enfermo o lesionado, como fatiga o cojera. En este caso, la mejor opción sería llevarlo al veterinario.

Depresión

En algunos casos, puede que el Labrador esté deprimido. Puede ser difícil diagnosticarlo, pero otros síntomas serían cambios en el apetito, pasar más tiempo durmiendo, pérdida de interés por hacer cosas, lamerse excesivamente las patas y evitar o esconderse.

Si crees que ésta es la causa de que tu labrador esté callado, acude al veterinario.

Qué hacer si está callado

A continuación te indicamos algunas cosas que puedes hacer para que esté menos callado.

Deja que se adapte

Si acabas de introducir a tu labrador en un entorno nuevo, dale algo más de tiempo para que se adapte a él y se sienta lo bastante cómodo como para expresarse más. Si no empieza a ser más ruidoso, considera la posibilidad de utilizar alguno de los métodos que se indican a continuación.

Ayúdale a sentirse cómodo

Si crees que tu labrador no se siente a gusto en su nuevo entorno, debes tomar medidas para que se sienta más cómodo.

Por ejemplo, enséñale la zona, préstale más atención, dale juguetes para morder y haz que haga mucho ejercicio en la nueva zona.

Asegúrate de que no hay ninguna enfermedad o lesión

Si tu labrador ha empezado a estar callado de repente y no sabes por qué, sería conveniente que lo llevaras al veterinario. De este modo, podrás obtener asesoramiento experto adaptado a tu labrador y descartar enfermedades o lesiones.

Hazle ejercicio

También sería útil asegurarse de que hace el ejercicio diario recomendado. En general, se recomienda que hagan al menos una hora de ejercicio al día como adultos sanos.

Entrénalo

Otra opción sería adiestrarlo para que haga ruido mediante el entrenamiento con refuerzos positivos.

Para ello, tendrás que conseguir una golosina o un juguete que le guste mucho, darle un trozo para que sepa que lo tienes, y luego mantener el resto a su vista, pero sólo darle trozos cuando haga ruido.

Si tu Labrador no hace ruido de forma natural, verás que empezará a hacer otras cosas, como darse la vuelta, tumbarse o sentarse con la esperanza de conseguir la golosina antes de hacer ruido.

También te darás cuenta de que no empezará a ladrar inmediatamente, sino que emitirá un pequeño gruñido.

Cuando haga ruido por primera vez, deberás recompensarle enseguida y luego exigirle gradualmente que haga cada vez más ruido para conseguir más golosinas.

Cuando hagas esto, es importante que te asegures de que sólo le recompensas cuando haga ruido cuando le digas que lo haga.

Si le das golosinas siempre que haga ruido, le enseñarás que si hace ruido recibirá golosinas, pero tú sólo quieres que haga ruido cuando tú quieras.

Por tanto, es importante que te asegures de recompensar el griterío a la orden.

Cosas a tener en cuenta

A continuación te indicamos algunas cosas que debes tener en cuenta para que tu Labrador no haga ruido.

Evita las medidas físicas

Castigar físicamente a tu labrador por estar callado no es algo que vaya a salir bien.

Tendrás muchas posibilidades de que el Labrador se vuelva agresivo, se asuste de tu presencia y no disfrute de tu compañía.

Esto también se aplica a cosas como los collares eléctricos, que se ha demostrado que tienen malas consecuencias en el comportamiento de los perros.

Podría tratarse simplemente de un Labrador más apagado

Puede que tu labrador sea tranquilo por naturaleza. Esto sería más probable si siempre ha sido tranquilo. Esto no sería tan malo, ya que significa que tu labrador será más fácil de manejar.

Entrénalo para que haga ruido sólo cuando deba hacerlo

Si vas a adiestrar a tu labrador para que sea más ruidoso, recuerda que sólo debes recompensarle por serlo cuando se lo digas o quieras que lo sea. De lo contrario, corres el riesgo de crear el problema contrario, es decir, que haga ruido constantemente cuando no quieres que lo haga.

Dale una gran variedad de formas de comunicarse

Si tu labrador tiende por naturaleza a estar callado, puedes darle otras formas de comunicarse. Por ejemplo, pon cascabeles en la puerta del patio atados a una cuerda que tu labrador pueda tocar cuando quiera entrar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Mi Mascota Perruna.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hetzner que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir

Si continúas navegando por esta web, entendemos que aceptas las cookies que usamos para mejorar nuestros servicios. Más Información