¿Por qué mi labrador es agresivo?

por qué mi labrador es agresivo

Si tu labrador se muestra agresivo, probablemente te preguntes por qué y qué puedes hacer al respecto. Este post te mostrará una serie de posibles causas y lo que puedes hacer para que sea menos agresivo.

¿Por qué mi labrador es agresivo? Los posibles motivos son que los dueños anteriores lo maltrataron o lo adiestraron para ser agresivo, ser demasiado emocional con él, ser agresivo tú mismo con él, una lesión, recompensar el comportamiento o falta de adiestramiento.

Hay muchas razones posibles por las que puede ser agresivo y puede ser el resultado de una combinación de causas. Pero hay algunas cosas que puedes tener en cuenta y que te ayudarán a averiguar el motivo exacto. Cuando tengas una idea clara de la causa, será mucho más fácil conseguir que deje de serlo.

Contenidos
  1. Por qué tu labrador es agresivo
    1. Propietarios anteriores
    2. Eres demasiado emocional con él
    3. Tú mismo eres demasiado agresivo con él
    4. Falta de ejercicio
    5. Falta de socialización en la juventud
    6. Dolor
    7. Has recompensado su comportamiento
    8. Falta de adiestramiento
    9. Proteger el territorio o a su dueño
  2. Aspectos a tener en cuenta
    1. Si ha empezado a mostrarse agresivo recientemente
    2. Cuándo se vuelve agresivo
  3. Cómo conseguir que tu labrador sea menos agresivo
    1. Adiestramiento con refuerzo positivo
    2. Evita reforzar positivamente el mal comportamiento
    3. Enséñale a escuchar tus órdenes
    4. Evita tener mucha energía
    5. Evita castigarlo
    6. Sé constante
    7. Pide ayuda a un adiestrador canino

Por qué tu labrador es agresivo

Las distintas razones por las que tu labrador se muestra agresivo probablemente vendrán acompañadas de algunas pistas.

A continuación se indican una serie de posibles causas y lo que las haría más probables.

Propietarios anteriores

Podría darse el caso de que los dueños anteriores lo entrenaran para ser agresivo o lo maltrataran y eso haya provocado que se vuelva agresivo. Esto sería más probable si lo adoptaste de un refugio.

En este caso, puedes intentar adiestrarlo mucho tú mismo para que cambie de hábitos. Pero te ayudaría buscar la orientación de un especialista en comportamiento canino de tu zona para ver cómo conseguir que cambie su comportamiento de forma segura.

Eres demasiado emocional con él

La causa podría ser que has sido demasiado emocional con él. Los labradores suelen ser muy sensibles a las emociones de su dueño. Si eres emocional con él, es probable que él mismo se vuelva reactivo. En su lugar, te ayudaría interactuar con él de forma calmada y utilizar el adiestramiento de refuerzo positivo para conseguir que se comporte como tú quieres.

Tú mismo eres demasiado agresivo con él

La causa podría ser que tú mismo has sido demasiado agresivo con él y eso le ha hecho sentirse amenazado. De nuevo, sería mejor utilizar el adiestramiento con refuerzo positivo para cambiar su comportamiento y evitar ser agresivo con él.

Falta de ejercicio

Los labradores deben hacer mucho ejercicio a diario. Cuando no hacen suficiente ejercicio, pueden empezar a comportarse de forma anómala. En general, se recomienda que hagan al menos una hora de ejercicio al día. Si el tuyo no hace tanto, sería conveniente que lo hicieras.

Falta de socialización en la juventud

Los perros aprenden mucho sobre el mundo y sobre en quién pueden confiar y en quién no cuando son jóvenes. Si el tuyo no socializó mucho de cachorro, puede que vea a otras personas o perros como una amenaza. Esto sería más probable si no es agresivo contigo pero sí con otros perros y personas.

Dolor

Si tu labrador ha empezado a mostrarse agresivo de repente, puede deberse a que sienta dolor. Esto es más probable si también ha mostrado otros signos de dolor, como cojera, falta de ganas de moverse y llanto. En este caso, la mejor opción sería llevarlo al veterinario.

Has recompensado su comportamiento

Puede que hayas fomentado su comportamiento dándole cosas que desea cuando se pone agresivo. Si tiendes a darle cosas como atención extra, juguetes o golosinas cuando empieza a mostrarse agresivo, puede que lo haga más para obtener más recompensas.

En cambio, sería útil recompensarle cuando se comporte bien y utilizar el adiestramiento de refuerzo positivo para conseguir que se comporte como tú quieres.

Falta de adiestramiento

Si no has adiestrado mucho a tu labrador, no sabrá cómo debe comportarse y se comportará como le apetezca. Es poco probable que sea como tú quieres que se comporte, por eso es importante adiestrarlo mucho.

Proteger el territorio o a su dueño

Si tu labrador empieza a mostrarse agresivo en situaciones como cuando hay alguien en casa o cuando alguien llama a la puerta, lo más probable es que lo haga por protección.

Aspectos a tener en cuenta

Si ha empezado a mostrarse agresivo recientemente

Conviene saber si tu labrador ha empezado a mostrarse agresivo recientemente. Si es así, es posible que haya habido algún acontecimiento que haya provocado que empiece a hacerlo.

Si ha empezado a mostrarse agresivo de repente, es más probable que se deba a cosas como haberse lesionado, aprender que recibe recompensas o haber sido maltratado. Sería útil considerar qué más ocurrió cuando empezó a ser agresivo.

Cuándo se vuelve agresivo

También sería útil tener en cuenta el momento en que empieza a ser agresivo, ya que podría darse el caso de que el momento tenga algo que ver.

Por ejemplo, si se vuelve agresivo cuando te estás acercando a otra persona, es más probable que se deba a que es demasiado protector. En este caso, sería útil entrenarlo en asociaciones positivas.

Cómo conseguir que tu labrador sea menos agresivo

La mejor forma de conseguir que tu labrador deje de ser agresivo dependerá de la causa por la que lo haga. A continuación, te ofrecemos una serie de opciones. Es probable que una combinación de ellas funcione bien.

Adiestramiento con refuerzo positivo

El adiestramiento con refuerzo positivo consiste en premiar a tu labrador cuando da muestras de comportarse como tú quieres y no premiarlo cuando no lo hace.

Para conseguir que deje de ser agresivo, lo premiarás cuando no lo sea y lo premiarás cuando muestre signos de no serlo.

Evita reforzar positivamente el mal comportamiento

Como ya se ha dicho, podría darse el caso de que le hayas animado a ser agresivo dándole cosas que quiere cuando empieza a ser agresivo. En su lugar, sería útil recompensarle cuando se comporte bien y utilizar el adiestramiento con refuerzo positivo para conseguir que cambie su comportamiento.

Enséñale a escuchar tus órdenes

Si aún no lo has adiestrado mucho, te ayudará empezar por lo más básico. Adiestrándolo, conseguirás que responda mejor a tus órdenes y que te vea más como el líder.

Aquí he escrito cómo puedes adiestrarlo para que se quede aquí y para que se tumbe aquí.

Evita tener mucha energía

También te ayudará interactuar con él de forma calmada, para que sea menos probable que reaccione a tu propio comportamiento.

Evita castigarlo

Si castigas a tu Labrador cuando se porta mal, es posible que no sepa por qué lo castigas y que desarrolle sentimientos de resentimiento. En su lugar, sería útil darle mucho entrenamiento de refuerzo positivo para que aprenda a comportarse así.

Sé constante

Es importante que seas constante al adiestrar a tu labrador. Es poco probable que consigas grandes cambios con una sola sesión de adiestramiento, pero deberías poder obtener resultados mucho más notables a lo largo de unas semanas.

Pide ayuda a un adiestrador canino

Si no estás seguro de por qué lo hace tu labrador o crees que puede volverse violento, la mejor opción sería pedir ayuda a un adiestrador canino o a un especialista en comportamiento. Así podrás ver cómo adiestrar a tu labrador de forma segura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Mi Mascota Perruna.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hetzner que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir

Si continúas navegando por esta web, entendemos que aceptas las cookies que usamos para mejorar nuestros servicios. Más Información