¿Por qué me ladra mi labrador?

por qué me ladra mi labrador

Si tu labrador te ha estado ladrando, este post te mostrará una serie de posibles razones y lo que puedes hacer al respecto.

¿Por qué me ladra mi labrador? Las posibles razones son que quiere tu atención, que has fomentado el comportamiento sin querer, que se aburre, que está excitado, que es agresivo o que es posesivo.

Hay varias razones por las que tu labrador puede hacerlo y puede deberse a una combinación de motivos. Sin embargo, hay varias cosas que puedes hacer al respecto.

Contenidos
  1. Por qué te ladra tu Labrador
    1. Quiere llamar la atención
    2. Le has estado animando
    3. Aburrimiento
    4. Excitación
    5. Agresión
    6. Posesividad
    7. Es dominante
  2. Aspectos a tener en cuenta
    1. Cuándo empezó a ladrar
    2. Algunas cosas a tener en cuenta serían:
    3. Cuándo y dónde ladra
    4. La forma en que ladra
  3. Cómo conseguir que tu labrador deje de ladrarte
    1. Adiestramiento con refuerzo positivo
    2. Evita el adiestramiento con refuerzo negativo
    3. Pide ayuda a un adiestrador
    4. Sé constante

Por qué te ladra tu Labrador

A continuación, te mostraré una serie de razones por las que tu Labrador podría ladrarte y cuáles son las más probables para que sean la razón principal.

Quiere llamar la atención

El motivo podría ser que sabe que cuando te ladre recibirá más atención por tu parte. Esto sería más probable si tiende a hacerlo más cuando no le has prestado mucha atención y si tiendes a prestarle más atención cuando lo hace.

En cambio, sería útil prestarle atención a lo largo del día, adiestrándolo, ejercitándolo y jugando con él. Pero también sería útil evitar recompensarle con atención cuando ladra, a menos que sea necesario.

Le has estado animando

Puede ocurrir que hayas fomentado inadvertidamente el comportamiento dándole cosas que quiere cuando ladra.

En lugar de darle cosas como atención, juguetes o golosinas cuando ladra, intenta recompensarle cuando se comporte bien y redirigir su atención antes de que empiece a ladrar.

Aburrimiento

Los labradores deben hacer bastante ejercicio diario. Cuando no hacen suficiente ejercicio, pueden comportarse de forma anómala, y podría ser el motivo de que el tuyo ladre mucho.

En general, se recomienda que hagan una hora de ejercicio al día cuando son adultos sanos.

Excitación

A veces, los perros ladran cuando están excitados. Si tu labrador suele ladrar en situaciones como cuando vas a sacarlo a pasear o cuando llegas a casa, lo más probable es que ladre para mostrar su excitación.

Agresión

La razón por la que lo hace puede ser que se muestre agresivo. Esto es más probable si muestra signos de agresividad cuando lo hace.

Si tu labrador parece ladrarte de forma agresiva, lo mejor es que acudas a un especialista en comportamiento canino de tu zona.

Posesividad

También puede ocurrir que lo haga por posesividad. Intenta proteger algo que cree que le pertenece, como su sitio en la cama o la comida.

Sería importante tener cuidado en estas situaciones, ya que los perros pueden volverse agresivos cuando guardan sus recursos. Si tu labrador es un cachorro, es muy importante que lo entrenes para que abandone este comportamiento ahora que aún es joven.

Es dominante

La razón por la que lo hace puede ser que esté siendo dominante. Esto sería más probable si ladra en situaciones como cuando te sientas donde él se sentaría normalmente y si se resiste a seguir tus órdenes.

En este caso, sería importante adiestrarlo mucho para que aprenda a comportarse.

Aspectos a tener en cuenta

A continuación te indicamos algunas cosas que puedes tener en cuenta para averiguar por qué te ladra tu labrador.

Cuándo empezó a ladrar

Si no te ha ladrado siempre, te ayudará saber qué ocurrió cuando empezó a ladrarte, ya que es posible que haya habido algún acontecimiento que haya provocado que empiece a hacerlo.

Si empezó a ladrar de repente, sería útil considerar qué otras cosas cambiaron más o menos al mismo tiempo que empezó a ladrar.

Algunas cosas a tener en cuenta serían:

  • Si se ha hecho daño
  • Si te has mudado de casa
  • Si alguien se ha mudado
  • Si alguien se mostró agresivo con él

Cuándo y dónde ladra

También sería útil tener en cuenta el momento en que ladra, ya que también podría tener algo que ver.

Por ejemplo, si ladra más a la misma hora a la que normalmente lo sacas a pasear, puede que esté intentando recordarte que lo saques a pasear.

La forma en que ladra

También sería útil tener en cuenta el lenguaje corporal que muestra cuando ladra.

Si te parece que lo hace de forma agresiva o que te está advirtiendo de que no te acerques a él, lo mejor es que acudas a un especialista en comportamiento canino para que te ayude a adiestrarlo de forma segura.

Cómo conseguir que tu labrador deje de ladrarte

A continuación te indicamos algunas cosas que puedes hacer para que tu labrador deje de ladrarte.

Adiestramiento con refuerzo positivo

Una opción es utilizar el adiestramiento con refuerzo positivo. Esto consiste en fomentar los comportamientos que quieres ver recompensando a tu labrador cuando los muestre y evitando recompensarlo cuando no lo haga.

Para conseguir que tu labrador deje de ladrar, harías algo como lo siguiente:

  • Deja de prestarle atención cuando empiece a ladrarte
  • Prestarle atención cuando deje de ladrarte
  • Deja de prestarle atención si vuelve a ladrarte
  • Repite lo anterior y recompénsalo con golosinas cuando no te ladre cuando lo haría normalmente

Evita el adiestramiento con refuerzo negativo

Como ya hemos dicho, puede ocurrir que le hayas entrenado inadvertidamente para ladrar.

En lugar de darle cosas que quiere cuando ladra, intenta dejar de recompensarle cuando ladra y recompensarle cuando no ladra.

Pide ayuda a un adiestrador

Si no consigues que deje de ladrar o es agresivo, también sería una opción pedir ayuda a un adiestrador de perros o a un especialista en comportamiento. Así podrás ver cómo adiestrarlo para que deje de ladrar y cuál es la causa de que lo haga.

Sé constante

Cuando entrenes a tu labrador, es importante que seas constante. No es probable que consigas que cambie drásticamente su comportamiento con una sola sesión de adiestramiento. Pero puedes obtener buenos resultados a lo largo de semanas y meses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Mi Mascota Perruna.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hetzner que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir

Si continúas navegando por esta web, entendemos que aceptas las cookies que usamos para mejorar nuestros servicios. Más Información