¿Por qué aúlla mi Labrador?

por qué aúlla mi labrador

Si tu labrador aúlla, quizá te preguntes por qué y qué puedes hacer al respecto. Este post te mostrará una serie de razones por las que puede estar haciéndolo y qué puedes hacer para que deje de hacerlo.

¿Por qué aúlla mi labrador? Los principales motivos son la ascendencia con los lobos, la comunicación, una enfermedad o lesión, la ansiedad por separación y la defensa.

En realidad, hay varias razones por las que un labrador puede aullar mucho y puede ser o no motivo de preocupación. Si quieres conseguir que tu labrador reduzca sus aullidos, primero debes averiguar cuál es la causa y después tomar medidas para corregirla.

Contenidos
  1. ¿Por qué aúllan los labradores?
    1. Ancestros
    2. Ansiedad por separación
    3. Comunicación
    4. Entorno
    5. Aburrimiento
  2. Cómo hacer que tu labrador deje de aullar
    1. Descarta la ansiedad por separación
    2. Resolver los aullidos debidos a sonidos
    3. Soluciona los aullidos para llamar la atención
    4. Reduce su aburrimiento
    5. Descarta causas médicas
    6. Pide ayuda a un profesional

¿Por qué aúllan los labradores?

A continuación se exponen algunas razones por las que tu Labrador podría estar haciéndolo y cuáles serían las más probables como causa principal.

Ancestros

Se sabe que los lobos aúllan para identificarse entre sí en la naturaleza, y éste es un rasgo que los perros actuales podrían haber conservado de sus antepasados. Esto significa que si tu Labrador aúlla no es necesariamente algo malo, ya que los Labradores son conocidos por aullar a menudo.

Ansiedad por separación

La causa puede ser que tenga ansiedad por separación. Es decir, no le gusta quedarse solo y se pone ansioso cuando está a punto de quedarse solo.

Es más probable que esto ocurra si empieza a aullar más o menos a la misma hora a la que sueles salir de casa. Este tipo de aullido suele ir acompañado de otras cosas, como destrucción, caminar de un lado a otro u otros signos de angustia.

Comunicación

Los lobos, en libertad, aúllan para indicar a otros miembros de la manada dónde se encuentran o para ahuyentar a otros depredadores que entran en sus territorios. En el caso de tu labrador, el aullido podría ser para alertar a otros de su ubicación, como cuando oye sirenas. También puede ser para advertir a otros de que no entren en su territorio. 

Entorno

La razón por la que aúlla tu labrador puede ser que responda a algo de su entorno. Si oye aullidos de otros perros, sirenas u otros ruidos agudos, es probable que empiece a aullar en respuesta.

Aburrimiento

Puede que el labrador aúlle por aburrimiento. Los labradores fueron criados para ser una raza muy activa y hace falta mucho para estimularlos adecuadamente.

Si tu labrador no recibe suficientes estímulos de su entorno, podría aullar para que le prestes más atención y le des algo que hacer.

Cómo hacer que tu labrador deje de aullar

A continuación te indicamos algunas cosas que puedes hacer para que deje de aullar.

Descarta la ansiedad por separación

Averiguar si tu labrador aúlla debido a la ansiedad por separación puede ser un poco más complicado, ya que los aullidos pueden producirse cuando no estás y no puedes oírlos. 

Si tu labrador se pone muy nervioso cuando te vas o cuando ves que te preparas para irte, puede tratarse de ansiedad por separación. Otras señales pueden ser que se vuelva destructivo cuando no estás, que esté deprimido o que se mueva de un lado a otro cuando piense que te vas a marchar.

Prémialo cuando no se porte mal cuando no estés con él. Dale juguetes para jugar cuando no estés, no es una cura pero ayuda a aliviar los problemas. Haz mucho ejercicio con el perro. Si vas a estar fuera durante un tiempo, considera la posibilidad de una guardería canina. 

Resolver los aullidos debidos a sonidos

Averiguar si los aullidos se deben o no a sonidos debería ser un poco más fácil, ya que tu labrador empezará a aullar cuando empiece el sonido y dejará de aullar cuando se detenga.

Si el sonido no se produce con frecuencia, los aullidos no deberían ser un problema, ya que probablemente no duren mucho y no se produzcan con la regularidad suficiente como para ser un problema.

Si es un sonido frecuente, conseguir que se detenga puede ser un poco más complicado. Lo primero que puedes hacer es intentar que el sonido deje de producirse, si es posible.

Si no es posible, enseñar a tu labrador un comportamiento distinto cuando se produzca el sonido, como ir a buscar un juguete, no ayudará necesariamente a reducir su angustia.

En su lugar, deberías plantearte un programa sistemático de desensibilización y contracondicionamiento diseñado para resolver los problemas emocionales.

La desensibilización consiste en guiar al Labrador para que sea menos sensible a los sonidos y reduzca su respuesta física y emocional.

El contracondicionamiento está diseñado para que el Labrador cambie su forma de sentir el sonido y mejore sus sentimientos hacia él.

Puedes leer más sobre estos programas en pets.webmd aquí. Si estás pensando en hacer el programa, busca un conductista animal certificado o un veterinario conductista certificado en tu zona.

Soluciona los aullidos para llamar la atención

Podría darse el caso de que tu labrador lo haga porque sabe que recibirá más atención por tu parte cuando lo haga.

En cambio, te ayudaría prestarle atención a lo largo del día adiestrándolo, paseándolo y jugando con él. Pero sería útil dejar de recompensarle con atención cuando empiece a aullar.

Reduce su aburrimiento

Como los labradores pueden ser perros activos, es importante asegurarse de que el tuyo hace la cantidad recomendada de ejercicio diario. En general, se recomienda que hagan al menos una hora de ejercicio al día cuando son adultos sanos.

Descarta causas médicas

Si no sabes por qué aúlla, lo hace en exceso o muestra signos de enfermedad o lesión, lo mejor es que lo lleves al veterinario. De este modo, podrás obtener asesoramiento experto adaptado a tu labrador y descartar causas médicas.

Pide ayuda a un profesional

Otra opción sería pedir ayuda a un especialista en comportamiento canino. De este modo, podrás saber por qué lo hace y cómo conseguir que deje de hacerlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Mi Mascota Perruna.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hetzner que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir

Si continúas navegando por esta web, entendemos que aceptas las cookies que usamos para mejorar nuestros servicios. Más Información