Cómo enseñar a un husky a venir a la orden

husky 19

Algo que a menudo oirás decir a la gente es que conseguir que un husky venga a ti cuando se lo pides es realmente difícil. Pero, la verdad es que, con un entrenamiento adecuado, es algo que se puede conseguir. Este post te va a ayudar a aprender cómo enseñar a tu husky a venir cuando se lo digas.

Habrá 3 etapas que deberás completar en orden. Primero, le enseñarás a sentarse, luego a quedarse quieto y después a venir.

Para enseñarle a sentarse haz lo siguiente:

  1. Consigue golosinas que le gusten
  2. Haga que se siente con una golosina en la mano y, a continuación, haga que se siente levantando gradualmente la golosina por encima de su cabeza hasta que se siente de forma natural.
  3. Cuando se siente, recompénsalo con una golosina.
  4. Repita este proceso hasta que su husky se siente en cuanto empiece a levantar la golosina.
  5. Ahora levante la golosina y dígale que se siente. Si se sienta, recompénsalo con la golosina.
  6. Ahora haz que se siente simplemente diciéndole siéntate. Puede que tengas que repetirlo varias veces. Recompénsalo cuando se siente
  7. Repite lo anterior hasta que sólo tengas que decir siéntate una vez.

A continuación, enséñale a quedarse haciendo lo siguiente:

  1. Tenga algunas golosinas que le gusten
  2. Empieza diciéndole "siéntate" y luego di "quédate" y espera sólo un segundo.
  3. Si se sienta, recompénsalo con una golosina
  4. Repita lo anterior. Tenga cuidado de no aumentar mucho el tiempo que espera entre cada intento.
  5. Una vez que consiga quedarse cuando se lo pides, hazlo más difícil tentándole a moverse con un juguete o una golosina que le guste. Empieza diciéndole que se quede y ponle delante un juguete o una golosina durante medio segundo. Si se queda, dale una recompensa.
  6. Repita el paso 5. Cada vez que lo hagas aumenta el tiempo que dejas el juguete o la golosina delante de él.
  7. Una vez que consiga quedarse cuando el juguete o la golosina no se mueven, hazlo más difícil haciendo rodar o chirriando el juguete delante de él. Cuando se quede quieto, recompénsalo con una golosina.
  8. Repita el paso 7 hasta que se le dé bien

Relacionado: cómo enseñar a tu husky la orden "abajo".

Ahora que ya puedes hacer que tu husky se siente y se quede quieto cuando tú quieras, podrás enseñarle a venir a tu orden.

Para ello, haga lo siguiente:

  1. Lleva a tu husky a un parque local con una correa larga, un juguete que le guste y algunas golosinas que le gusten
  2. Empieza diciéndole que se siente y se quede quieto, espera un segundo y dale un premio.
  3. Repite lo anterior hasta que consigas que se quede más de 8 segundos
  4. Ahora vas a decirle que se siente y se quede añadiendo distancia. Empieza diciéndole que se siente y se quede, retrocede unos pasos y recompénsale por quedarse. Asegúrate de no esperar antes de volver para recompensarlo (lo harás más tarde).
  5. Repite el proceso cada vez añadiendo un poco más de distancia a lo que retrocedes.
  6. Ahora repita el proceso haciendo una pausa antes de volver a recompensarlo. Empieza con una pausa corta y luego aumenta gradualmente la pausa con cada intento.
  7. Ahora conseguirás que se quede quieto cuando se distraiga con el juguete. Comienza diciéndole que se siente y se quede quieto y luego sostén el juguete delante de ti durante medio segundo. Si se queda quieto, prémialo.
  8. Continúe con el paso 7 haciéndolo cada vez más difícil chirriando el juguete y finalmente lanzándolo.
  9. Ahora tendrás que hacer que se acerque a ti. Empieza diciéndole que se siente y se quede quieto y luego retrocede unos pasos, agáchate y dile que venga hacia ti. Puede que tengas que atraerlo un poco haciéndole rodar los dedos u otros gestos.
  10. Continúa con el paso 9 añadiendo cada vez un poco de distancia antes de decirle que venga.

Relacionado: por qué se escapa tu husky.

Contenidos
  1. Por qué enseñar a tu husky a correrse
  2. Aspectos a tener en cuenta
    1. Ten paciencia
    2. Sea coherente
  3. Preguntas relacionadas

Por qué enseñar a tu husky a correrse

Poder hacer que tu husky acuda a ti cuando se lo digas es algo que puede ser muy útil en varias situaciones.

La primera razón por la que es útil es que te ayudará a evitar que tu husky se lesione. Si su husky saliera corriendo por la puerta principal, por ejemplo, poder hacer que vuelva cuando usted se lo pida le ayudará a evitar que sea atropellado por un coche, que es lo más común cuando los perros salen corriendo por la puerta principal. Aunque cabe señalar que dedicar tiempo a adiestrarlo para que no salga corriendo sería aún más eficaz.

Otra razón por la que será útil es que le ayudará a socializar. Si estás fuera con amigos y tu perro o tienes amigos en casa y tu perro empieza a intentar saltar sobre ellos, podrás conseguir que se detenga mucho más fácilmente. Aunque ser capaz de conseguir que se quede es preferible, pero si usted puede conseguir que venga entonces usted puede conseguir que se quede así que eso está bien.

También podrás reducir la cantidad de estrés que te causará tu husky. Poder llamarlo cuando se porte mal te hará la vida mucho más fácil y te permitirá tener una mejor relación con tu husky.

Aspectos a tener en cuenta

Cuando estés enseñando a tu husky a venir a tu orden hay algunas cosas que debes tener en cuenta.

Ten paciencia

Conseguir que tu husky acuda a ti cuando lo llamas es algo que no ocurrirá de la noche a la mañana. Por eso es muy importante que adoptes un enfoque a largo plazo para enseñar a tu husky. También es importante que no te frustres si tu husky no viene cuando se lo pides. Si esto ocurre, repite los pasos de adiestramiento anteriores y evita que vuelva a ocurrir en el futuro.

Sea coherente

También es importante recordar que, cuando tu husky acude a ti cuando lo llamas, no puedes dejar de adiestrarlo después de eso y esperar que siga acudiendo a ti. Es importante que, una vez que hayas adiestrado a tu husky para que acuda a ti, sigas adiestrándolo con regularidad para que siga respondiendo a tus órdenes.

Preguntas relacionadas

¿Cómo consigo que mi husky se quede? Hay varias cosas que puedes hacer para evitar que tu husky se escape. Lo primero que puedes hacer es tomar medidas para dificultar que tu husky se escape. Puedes hacer cosas como poner una cadena en la puerta, mantener a tu husky en una habitación más segura, mantener las ventanas cerradas, adiestrarlo para que se quede en la jaula y aumentar la altura de las vallas. Otra cosa que puedes hacer es enseñarle a quedarse cuando abras la puerta y a quedarse cuando no lleve correa. Puedes leer más sobre cómo hacer que tu perro se quede aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Mi Mascota Perruna.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hetzner que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir

Si continúas navegando por esta web, entendemos que aceptas las cookies que usamos para mejorar nuestros servicios. Más Información